translation missing: es.general.skip_link

translation missing: es.cart.your_cart

translation missing: es.cart.empty_html

Nuggets de pollo

Nuggets de pollo

Si hay niños en casa los nuggets de pollo tienen el éxito garantizado y, aunque no para todos los días, si quieres sorprenderlos con una cena especial de vez en cuando son perfectos. Además de fáciles, con el procesador los harás en unos minutos y la textura interior es perfecta. Quedan muy jugosos, tanto si los fríes como si los horneas, que siempre es una opción más saludable.

Te proponemos las dos opciones para una misma receta que te va a encantar. Escoge la que más te guste o la que mejor se adapta a tus horarios. A veces vamos justos de tiempo y optaremos por freírlos en lugar de hornearlos.

Ingredientes (24 unidades)

  • 300 g de pechuga de pollo
  • 150 queso fresco untar
  • Una cucharada de phisillium (o harina de arroz)
  • Sal
  • Tomates deshidratados
  • Especias al gusto

Para rebozar

  • 2 huevos
  • Pan rallado, sésamo, copos de maíz
  • Harina

Elaboración

  1. Encendemos el horno a 200 º C, para que se vaya calentando mientras preparamos los nuggets.
  2. Ponemos todo en el procesador (en la cubeta grande).
  3. Y lo trituramos junto; ROBOT, 1 minuto. A los 30 segundos lo paramos, lo destapamos y ayudándonos de una espátula, bajamos un poco la masa por los laterales.
  4. Le damos a continuar hasta que pare. La opción ROBOT, aparece de manera automática, sólo tenemos que programar el tiempo. Si con un minuto no queda con la textura deseada, podemos añadirle un poco más de tiempo.
  5. Aparte preparamos el rebozado; trituramos unos copos de maíz sin azúcar, los mezclamos con semillas de sésamo machadas o molidas y pan rallado y lo echamos en un bol.
  6. Aparte preparamos la harina y los huevos batidos en recipientes independientes.
  7. Cuando está listo, con una cuchara cogemos porciones de masa, la pasamos por la harina dándole forma redondeada, luego por el huevo y finalmente por la mezcla de pan rallado, sésamo y copos de maíz.
  8. Los vamos colocando en una fuente o bandeja de horno y cuando los tenemos todos listos los horneamos durante 10 minutos o hasta que estén dorados y crujientes.
  9. Podemos también freírlos en abundante aceite, que, aunque no será una opción tan saludable, sí es más rápida.

Los podemos hacer con unos días de antelación, y se conservan perfectamente en la nevera, e incluso los puedes congelar y tenerlos siempre listos para una cena improvisada, que siempre es de gran ayuda.

Seguir leyendo

Bundt cake de cítricos y calabaza

Bundt cake de cítricos y calabaza

Pastas de chocolate

Pastas de chocolate

Polvorones de avellana con AOVE

Polvorones de avellana con AOVE

Comentarios

oVEhegKD

aVLmjArHDiQuTfx

HAgnrEiCGXjdm

tMuybkiqGVSeWv